Susana Solano

Susana Solano

Barcelona, 1946

Susana Solano nace en Barcelona en 1946, donde estudia Bellas Artes y entra en contacto con el mundo del arte a través de la pintura. Licenciada en 1976, inicia un breve recorrido pictórico que acaba por llevarla a la escultura a principios de los 80, registro que utilizará en su trabajo hasta la actualidad. Este acostumbra a relacionarse con el postminimalismo, así como otros escultores destacados del Estado español como Julio González, Jorge Oteiza o Eduardo Chillida. El hierro y el mimbre son habituales en su obra, aunque también ha trabajado mediante forjado industrial, siempre con una clara intención de explorar la relación entre espacio y artista.

Solano crea espacios simbólicos de formas abstractas, inspirándose en la naturaleza, en el entorno, en la memoria; y que nos induce a observarlas y tomar partido. Partiendo de experiencias propias, plantea interrogantes alrededor del ser humano y de la relación de este con su hábitat. Encontramos arquitecturas como cavidades, receptáculos, depósitos o cerros que exploran los márgenes entre aquello que se ve y aquello que queda oculto. En este contexto el concepto de epidermis adquiere un gran significado, pues la cobertura es una parte fundamental de las obras, ya que se presenta como contenedor y expositor de un núcleo menos visible, pero de igual o mayor significado.

Su recorrido expositivo se inicia en 1980 en el Espai 10 - Fundació Joan Miró. A partir de ese momento su obra comienza a ganar visibilidad por toda Europa, siendo expuesta en espacios de gran importancia como la Serpentine Gallery en Londres, el CAPC-Musée d’Art Contemporain en Burdeos o en la Documenta 8 en Kassel. También llega a Estados Unidos a finales de los 80, en espacios como el Hirshhorn Museum and Sculpture Garden de la Smithsonian Institution en Washington D. C. o la Donald Young Gallery en Chicago. Destaca, entre otros, la retrospectiva sobre su trabajo organizada en 1992 en el Palacio Velázquez del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid, que posteriormente itinera a Grenoble, Londres y Malmö.
Más recientemente, en 2019, dos instituciones españolas, el IVAM (Valencia) y el Museo Patio Herreriano (Valladolid), han dedicado otra exposición retrospectiva a través de una selección de más de cien obras entre esculturas, instalaciones, dibujos, vídeos y un nutrido grupo de modelos que dan fe de sus más destacados proyectos internacionales de intervención pública que la artista viene desarrollando desde los últimos veinte años.

Actualmente, podemos encontrar obras de Solano en los museos y colecciones más importantes del mundo, como por ejemplo en el Museo al aire libre Utsu-Kushi-Ga-Hara de Tokio, el Stedelijk Museum de Ámsterdam o el MoMA de Nueva York, entre otros. Además, ha recibido importantes galardones como el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1988 o el Premio Tomás Francisco Prieto de la Real Casa de la Moneda en 2011, entre otros.

Exposiciones y ferias

“He llegado a la conclusión de que lo que me agrada y me llena de emoción, son las impresiones; en el acto creativo y en su definición, las impresiones están ahí”.

 

Susana Solano

Susana Solano